Está en: Inicio > LOS PUEBLOS > Sabero

Sabero

Villa Sancti Petri, que se castellaniza sucesivamente en "Sampero" o Sabero. Altitud 980 metros. Distancia de León 69 kilómetros.

Fue capitalidad del antiguo Concejo y Vicaría de Valdesabero y lo es ahora del Ayuntamiento y Valle de Sabero.

En la época celta fue asiento de la "cívitas" o fortaleza militar de Vadinia y albergó en sus términos a poblados desaparecidos, tales como La Mata, San Martín o Vega barrio, Santurcayo, Valdevillar, Villarinos, etcé­tera... No obstante su mayor gloria ha sido su castillo medieval de Aquilare, que dio igualmente nombre a un extenso territorio conocido como el "Alfoz de Aguilar”; regido sucesivamente por los Condes Flagínez, el Rey, el Obispo de León, los Osorios, señores de Villa Lobos, Marqueses de Astorga y Condes de Altamira, siendo además lugar privilegiado para las cacerías reales, de lo que se hace eco el Libro de la Montería de Alfonso XI. Igualmente en él, según la Crónica General de España, se desarrolló un episodio épico, muy celebrado en la Edad Media, cuan­do cayó en manos de D. Diego López de Haro y encargó de su defensa al alcaide Marcos Gutiérrez, que lo hizo con tal arrojo y heroicidad, que desafió hambre, sed y muerte; por lo que el rey de León, Alfonso IX, al rescatarlo, no sólo le perdonó la vida, sino que además le galardonó.

Sabero

Se le cita por primera vez a Sabero en un documento del año 950, señalando las crónicas riojanas como natural de este condado al responsable de la defensa militar de los cristianos en la Batalla de Clavijo.
A mediados del siglo XVI fundó aquí un mayorazgo el rector D. Pedro Canseco y Quiñones, más tarde canónigo y uno de los mejores administradores con que ha contado la Catedral de León, Arcediano de Saldaña, cofundador de las Descalzas y Obispo Electo de Málaga a donde le impidió llegar la última enfermedad. Al escudo de armas de su Casa Señorial, se dice que también le tocó emigrar a Francia.

En los cimientos de la antigua iglesia incendiada se encontraron lápidas vadinienses y se conservan las murallas y cubos medievales, que la fortificaban. Otra ara fami­liar romana se guarda en la casa de Cultura, encerrando también muchos encantos la Ermita de San Blas, cuyo relicario de mármol blanco del siglo XII está en depósito en el Museo Catedralicio y Diocesano.

Aquí te darás pronto cuenta de que te encuentras en la cuna de la siderurgia y minería leonesa a partir del año 1840 y quedarás impactado ante la grandiosidad de la llamada "Catedral Industrial”; que es la Ferrería de San Blas, neogótica y de influencia gala, declarada como Bien de Interés Cultural y que por vocación y justicia está llamada a convertirse cuanto antes en el Museo Minero de gran calado que se merece, no sólo el Valle de Sabero, sino todo León.

Sabero es además un pueblo curado de sustos y de espantos, como el de los accidenta­dos en la mina que goteaban constantemente hacia su Hospital lzaguirre, el grito de una noche de octubre de 1934 ¡fogo!, ¡fogo!; que hizo volar por los aires al Puente del Esla, la voladura de las cam­panas que las lanzó hasta Los Valles, el fuego de la noche del 36 que redujo a pavesas nuestro mejor patrimonio, obreros histéricos que se lanzaban al vacío de los pozos mineros, las salvas al viento ame­drentando a la población en los días del Alzamiento Militar, la fatídica fecha del 30 de noviembre de 1991 en que con una ley "injusta" bajo el eufemismo de "incentivos a la minería" se dio el tiro de gra­cia a Hulleras de Sabero y su Cuenca, etcétera...

Sabero

Otro de los edificios emblemáticos de esta población es la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, obra del Arquitecto Torbado (hijo), finalizada en el año 1948 y ahora en rehabilitación, que está considerada como el mejor exponente neogótico de La Posguerra Española, no faltando otros edificios modélicos, como el Casino, hoy Restaurante Fornos, las “casas vascas” Casa Consistorial, Casa de Cultura,etc...Son asimismo muy peculiares los edificios típicamente mineros tales como los ”cuarteles” de Vegamediana, Viejos o de Borda. Los nostálgicos a la hora de buscarse una taberna a la antigua usanza se encaminan siempre hacia el Barrio de Enmedio y allí se ”vasea” o se ”jarrea” a tenor de las costumbres de la tierra.

Otra curiosidad de Sabero es que aquí no solamente se llega andando, en caballería o motorizados, sino por la vía rápida y ”por aire” ya que la plaza está dotada de ”Helipuerto” para el servicio del Grupo de Rescate de Montaña (Greim), que son los “ángeles custodios” de nuestras montañas.
De todas las maneras, la estancia se promete muy grata en un hábitat en que posiblemente mejor que en ninguna otra parte se ha tratado de combinar el ingenio humano, naturaleza y zonas verdes artificiales con las construcciones más diversificadas, abundando la vivienda familiar y el chalet residencial.
El encanto de este pueblo minero radica también en su ubicación en el centro del Valle de Sabero, del que recibe su nombre, y en las viviendas mineras que ha conservado; un legado histórico de su importante industria minera. Las rutas de senderismo y montaña de la zona, así como la playa de La Canalina (merendero habitual para los vecinos y visitantes de la zona), son otros de los encantos que encierra esta villa. Mención especial también tiene lo que podría ser la Plaza Mayor del pueblo por su encanto, sobre todo, en los cambios de estación.

Sabero
Sede Electrónica Tablón de Anuncios Portal Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 703 122
  • Consultorio Sa...: 987 703 124
  • Consultorio Ol...: 987 703 098
  • Farmacia (Sabero): 987 718 008
  • Guardia Civil ...: 987 718 004
Más teléfonos
Museo de la Siderurgia y de Minería de Castilla y León.- La Cueva de Valdeajo
Financiación